La Paz. La estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) envió este martes 22 técnicos a Corea del Sur y a España para supervisar junto a sus similares de Samsung y Técnicas Reunidas el diseño de las plantas de amoniaco, urea y de separación de líquidos Gran Chaco que se construirán en Santa Cruz y Tarija.

Según información de la petrolera boliviana, la estadía de los 22 técnicos bolivianos, que demandará una inversión de US$1,5 millones, permitirá ampliar sus conocimientos en este rubro de la industria petroquímica.

La planta de amoniaco y urea producirá 430.000 toneladas métricas de amoniaco, que será la materia prima para producir 650.000 toneladas métricas de urea con el empleo de 1,4 millones de metros cúbicos día de gas natural.

Esta planta demandará una inversión de US$843,9 millones y generará 3.000 fuentes de empleo.

La planta de Separación de Líquidos Gran Chaco, que costará cerca a US$498 millones, procesará un caudal máximo de 32 millones de metros cúbicos día (mmcd) de gas natural, y producirá 2.247 toneladas métricas diarias (TMD) de gas licuado de petróleo y alrededor de 1.658 barriles por día (BPD) de gasolina natural.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, participó en el acto de despedida de los técnicos bolivianos, e hizo votos para que los 14 profesionales que se trasladan a Seúl, Corea del Sur, y ocho a Madrid, España, se capaciten y continúen prestando sus servicios en la estatal petrolera.

 "El deseo es que sean especialistas con compromiso social, con conocimiento profesional y compromiso con Bolivia", puntualizó el mandatario durante el acto de presentación de los profesionales, que se realizó este martes en instalaciones del Palacio Quemado, sede de operaciones del gobierno boliviano.

El envío de este grupo de profesionales especialistas en geología, química, mecánica, electrónica e ingeniería petrolera forma parte de un acuerdo de capacitación entre YPFB, la española Técnicas Reunidas y la sudcoreana Samsung.

En España, donde permanecerán durante ocho meses, ocho técnicos de Bolivia diseñarán la ingeniería en detalle de la planta Gran Chaco, mientras que en Corea del Sur permanecerán otros 14 técnicos durante 11 meses para trabajar en la ingeniería básica extendida de la planta de Amoniaco y Urea.

El presidente de YPFB Corporación, Carlos Villegas, dijo durante el acto de despedida que Bolivia espera que los profesionales elegidos tengan una buena capacitación, porque serán los protagonistas de la implantación del proceso de industrialización.

YPFB Corporación cubrirá todos los gastos, mantendrá en Bolivia sus salarios mensuales, cubrirá el transporte internacional de ida y vuelta, alojamiento, alimentación, seguros de salud y vida y, a su vez, les dará un estipendio.

El técnico boliviano Carlos Prudencio, en representación de los profesionales que se trasladan al exterior, agradeció la oportunidad que les brinda el país en formar parte de los proyectos de Amoniaco Urea y Gran Chaco.

"Tenemos el firme compromiso de que todo el equipo va a desempeñar un buen papel, y vamos hacer quedar bien a nuestro país. Vamos a dejar una imagen que Bolivia cuenta con profesionales de primer nivel", indicó.

Este complejo petroquímico será el tercero más grande en Sudamérica después de Argentina y Perú.