La Paz. El presidente de YPFB Corporación, Carlos Villegas, confirmó que darán luz verde a la construcción de la planta de separación de líquidos de Río Grande que implicará una inversión de US$159,4 millones.

“El precio responde a los estudios que hemos realizado a través de la empresa que hemos contratado y, en consecuencia, es un precio que garantiza el inicio, la construcción y la puesta en marcha de la Planta de Separación de Río Grande”, sostuvo Villegas.

Según indica Hidrocarburos Bolivia, el precio referencial para la planta se definió de acuerdo a normas de la industria petrolera que se realiza en base a estudios de ingeniería conceptual.

“En la anterior gestión en el contrato Catler Uniservice básicamente en el aspecto técnico se proponía solo sistemas de procesamiento de gas donde se separa líquidos como GLP. También proponían el sistema de almacenaje de GLP y no incluyeron un conjunto de sistemas necesarios estándares para una planta (…) No incluyeron el sistema de control de motores, el sistema contra incendio, la sala de generadores, el sistema de tratamiento de agua, el sistema de carguío de GLP, el sistema de carguío de gasolina natural, el sistema de medición de GLP, el sistema de medición de gasolina natural, talleres, laboratorios, sistema de evacuación de GLP por ducto, el sistema de evacuación de gasolina natural, entre otros”, dijo.

Se espera que en los próximos días se lanzará una licitación para contratar a una empresa supervisora de esta planta separadora de líquidos, de modo que YPFB, Aesa y la supervisora de la planta trabajen en forma coordinada en busca de lograr resultados favorables en los plazos establecidos.

“Ahora ingresamos a la última antesala ya que a fines del 2012 inauguraremos esta planta de separación añorada no solamente para YPFB, para el gobierno, sino en general para Bolivia porque por vez primera en la historia hidrocarburífera el Estado y en particular YPFB va a ser propietaria de una planta de separación”, agregó Villegas.