Trinidad. Para el quinquenio 2016 – 2020, Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) programó en el departamento del Beni, una inversión superior a US$371 millones en el sector de hidrocarburos.
 
El mayor porcentaje de esta inversión será destinada a actividades de exploración y desarrollo y otras inversiones menores en tareas de distribución, comercialización, almacenaje y refinación. Entre los años 2006 y 2015, en este departamento se invirtió más de US$17 millones en la cadena hidrocarburífera.
 
En la presente gestión, YPFB programó una inversión de US$54,2 millones, de los cuales se ejecutó en actividades como la conexión de redes de gas y gas domiciliario y la construcción de Estaciones Satelitales de Regasificación en Trinidad, Guayaramerín, Riberalta, Rurrenabaque, San Borja, San Ignacio de Moxos y Santa Ana de Yacuma, ciudades que contarán con gas natural a través del proyecto del Sistema Virtual de Gas Natural Licuado (GNL).
 
Exploración. Con el proyecto de Adquisición Sísmica 2D Rio Beni Fase II, ubicado al extremo Noreste de Bolivia y que involucra a los departamentos de Pando, Beni y La Paz, YPFB continúa con el estudio de exploración en el área Rio Beni para investigar la presencia de hidrocarburos dentro de la Cuenca Madre de Dios. Se efectuará actividades de Adquisición Sísmica 2D, procesamiento e interpretación de la información sísmica para complementar el modelo geológico, definir trampas estratigráficas, evaluar el potencial hidrocarburífero y generar propuestas de perforación exploratoria.
 
La metodología de trabajo en proyectos sísmicos comprende de cuatro etapas: Topografía, Perforación, Registro, y Abandono y Restauración. Entre las medidas de prevención y mitigación, se encuentra el respeto a especies de interés comercial y cultural de las comunidades campesinas e indígenas involucradas, manejo adecuado de residuos sólidos y líquidos generados durante la ejecución del proyecto.
 
Licencia ambiental. A la fecha se realiza el Proceso de Consulta y Participación para la obtención de la Licencia Ambiental del proyecto que incluye etapas de abandono y restauración, por lo que las áreas intervenidas serán restauradas y reforestadas a la finalización del proyecto. Se estima obtener la Licencia Ambiental a fines de noviembre, por lo que las operaciones estarían iniciando en diciembre de 2016.
 
Estudios de geología y geofísica. Asimismo, se concluyó el estudio regional SFD (Stress Field Detector), método no invasivo aereogravimétrico que permitirá ampliar la frontera de exploración de hidrocarburos en Bolivia, pues posibilita detectar las anomalías del subsuelo donde se encuentre fluidos entrampados. El 26% de participación de la tecnología SFD a nivel nacional corresponde al departamento del Beni. Conforma parte de los Plays de la faja pericratonica (Norte) y Madre de Dios.
 
También se tiene proyectado un estudio de Magnetotelúrica en el Subandino Norte en áreas donde se posee incertidumbre o donde se carece de información necesaria para mejorar la visualización de la configuración de subsuelo y obtener una mayor precisión en la definición de trampas hidrocarburíferas.