Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) no descarta reubicar la Planta Separadora de Líquidos Gran Chaco, que se construye en el municipio de Yacuiba (Tarija), si persisten los bloqueos de los desocupados que demandan fuentes de empleo.

El gerente nacional de Plantas Separadoras de YPFB, Mario Salazar, dio a conocer este miércoles en Yacuiba la posibilidad de un traslado luego de que el lunes se registraran bloqueos a los accesos de la planta.

“Estamos a tiempo de poder hacer un cambio de localización”, dijo el gerente con relación al proyecto hidrocarburífero. A esta declaración hecha a la Red Erbol, añadió que el lugar de traslado podría estar en “el trayecto desde Yacuiba hasta Río Grande” (del departamento de Santa Cruz) y que incluso la podrían instalar “en el Brasil”.

El bloqueo fue realizado por los afiliados a la Federación de Trabajadores Desocupados de la Primera Sección de Gran Chaco, quienes exigen se cumpla su pliego petitorio basado en fuentes de empleo, informó el martes el diario El País de Tarija.

El relacionista comunitario de la planta, Juan Aguirre, informó que por el momento la demanda de la organización de desocupados es inviable, tomando en cuenta que actualmente se viene ejecutando dos obras en este proyecto que no requieren de mucho personal.

“Una vez que salgamos de esta actividad, seguramente sí se va a requerir la mano de obra de cerca de 3.000 personas que vamos a necesitar en la planta” separadora, explicó Aguirre.

Añadió que incluso la demanda de 1.600 empleos por parte de las seis asociaciones y comunidades desocupadas aledañas a la factoría sería “insuficiente a la que solicitará la obra en los siguientes meses”.

Dadas las exigencias de los desocupados, Salazar dijo que evaluarán los efectos económicos del bloqueo. En esa línea, indicó que para la construcción de la segunda planta de etileno, que también estaba pensada en Yacuiba, lo pensarán tres veces. La planta es construida por la empresa española Técnicas Reunidas (TR), como contratista de YPFB.

El proyecto tiene el propósito de extraer las moléculas de etano, butano, propano y pentanos del gas que Bolivia exporta hacia Argentina.