Aunque cueste creerlo, la estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) se verá en la obligación de importar gas natural licuado (GNL) desde los mercados de Perú y Argentina.

Así lo informó este martes el ministro de Hidrocarburos de Bolivia, Fernando Vincenti,quien explicó que se tomó esta decisión debido al ''significativo'' aumento de la demanda de GLP en Bolivia, y a la caída de la producción del energético por las fluctuaciones en las exportaciones de gas natural a Brasil y Argentina, según publica La Razón.

“Hemos hecho contratos (tipo) spots con Argentina y Perú para suplir esas pequeñas cantidades que nos están faltando”, precisó Vincenti.

El “contrato spot” se refiere a la transacción hecha al contado, y sin plazo, de un determinado commodity (materia prima).

Fuentes del sector petrolero informaron a La Razón que estas importaciones son para evitar el desabastecimiento del producto en la época invernal, precisamente cuando el consumo se incrementa.No es la primera vez que la petrolera estatal importa GLP para cubrir los desfases en la producción del energético. En 2008, YPFB importó 1.500 toneladas métricas de Argentina y Perú para cubrir la demanda de noviembre.