La firma Zandor Capital, perteneciente a un grupo empresarial encabezado por la canadiense Medoro Resources, adquirió en US$200 millones los activos de Frontino Gold Mines en Colombia.

La operación permitirá facilitar la cancelación total de las obligaciones laborales y también garantizará la continuidad en el empleo por lo menos 12 meses a partir del cierre del negocio que ocurrirá en cuatro meses, explicó Luis Alvarado, agente liquidador de la empresa.

"Si culminamos con éxito este proceso vamos a terminar con este tema que lleva 33 años sin solucionarse", agregó.

Con el fin de la liquidación, se soluciona el problema que viven cerca de 3.200 personas, entre pensionados y empleados activos de Frontino Gold Mines, compañía que ha estado en producción por más de 155 años, tiempo en el que ha producido unas 4,5 millones de onzas de oro, a través de métodos artesanales, consignó Portafolio.