La marca de ropa Zara, del grupo español Inditex, cerrará en Venezuela las tiendas de franquiciados y se quedará con las propias para mantener su presencia en el mercado.

Fuentes cercanas a la empresa dijeron a El Mundo, que la decisión se consideraba desde principios de año, tras una evaluación de la casa matriz sobre la situación económica del país y las condiciones de las tiendas en los centros comerciales.

Los dueños de Inditex habían manifestado su intención de continuar en Venezuela y esperar a que el gobierno facilite mecanismos para operar con mayor fluidez, en especial para la reposición de mercancías.

Inditex tiene presencia en Venezuela con las tiendas Zara (10), Berska (10) y Pool & Bear (5). Al rededor del mundo la empresa español totaliza 6.340 tiendas de sus nueve marcas.