El gerente general de la Cámara Argentina de la Construcción (CAC), Fernando Lago, afirmó que la pesificación del mercado inmobiliario al sector constructor no le cambiaría en absoluto la ecuación del negocio, porque precisó que “todos los contratos del sector siempre fueron en pesos”.

Además, consideró que tampoco vaya a bajar el interés de la gente por comprar, ya que remarcó que “quienes necesitan cambiar de casa o acceder a su primera vivienda ganan en pesos y reciben créditos en pesos”.

“Todos nuestros contratos son en pesos desde siempre, el contrato de construcción siempre ha sido en pesos”, subrayó Lago, quien puntualizó que en el mercado inmobiliario “hay una demanda genuina que es la gente que necesita cambiar su vivienda o acceder a su primera casa, que tiene ingresos en pesos y paga en pesos”.

A su criterio, si se pesifica el mercado inmobiliario “la gente debería seguir siendo potencial cliente para los desarrolladores”, porque remarcó que “los créditos para tal fin son en pesos”.

Indicó que para quienes pretenden acceder a su primera vivienda o cambiar de casa, “el problema esencial es que exista crédito hipotecario que es una cuestión esencial que debe ser resuelta: que los sectores sociales medios tengan acceso a un crédito hipotecario”, y afirmó que “con ingresos en pesos y créditos en pesos, estas personas no piensan en dólares”.

“Es distinto quien compra como inversión, como reserva de valor de sus ahorros. Pero el caso más frecuente para nosotros es el de la gente que compra para vivir”, concluyó Lagos.