En una decisión que se presupuestaba venir, el directorio de la empresa La Polar demandó a la firma de auditoría Price WaterHouse, solicitando una indemnización de $31.000 millones (US$62,4 millones) en el 20° Juzgado Civil de Santiago.

De acuerdo a la compañía del retail, la indemnización exigida responde a "los distintos perjuicios económicos sufridos, así como los costos asumidos por la actual administración de la empresa para sacarla adelante, haciendo además presente que se demanda por otros daños cuya avaluación deberá determinarse durante el proceso".

Demanda. La demanda se sustenta "en el negligente desempeño de la ex auditora de La Polar, pese a que tuvo acceso a todos los datos necesarios para descubrir un fraude, “bastando la realización de un análisis medianamente diligente para evidenciarlo”, lo que no hizo", indica la nota de prensa.

En un comunicado público La Polar señala que Price WaterHouse "lejos de asumir los errores cometidos y tomar las medidas pertinentes para evitar su reiteración, ha decidido intentar excusarse de toda responsabilidad, y en un acto insólito y lamentable, ha pretendido culpar de su propia negligencia a la principal víctima de la misma: nuestra representada”, declara la demanda en su introducción.

Colusión. La denuncia también indica que el actuar deficiente de la auditora "se puede explicar, lógicamente, acogiendo la hipótesis de algunos actores relevantes del mercado, cual es: sólo se puede haber dado una negligencia tan aberrante mediante una colusión –tácita o explícita- con los ejecutivos que hoy se encuentran formalizados por diversos delitos, lo que no afirmamos ni negamos”.

Al final de la información, la multitienda señala que sus abogados, Davor e Iván Harasic, estudian "posibles acciones en contra de PwC International Limited, con sede en Londres, atendida su eventual responsabilidad en el mismo fraude".