La embarcación lleva ayuda humanitaria y tendrá una frecuencia semanal. Favorecerá el intercambio de bienes entre quienes están dentro y fuera de la isla.

El barco "Ana Cecilia", el primero que viaja directamente de Miami a Cuba en medio siglo llevando mercaderías, llegó hoy con su cargamento de ayuda humanitaria al puerto de La Habana.

La embarcación, fletada por una compañía estadounidense, entró a la bahía de la capital cubana alrededor de las siete de la mañana, 24 horas después de la hora prevista originalmente.

Desde hace 12 años llega periódicamente a La Habana otro barco del mismo tipo que parte de Port Everglades, La Florida, pero el "Ana Cecilia" es el primero en 50 años de hacer el trayecto saliendo de Miami, un centro de histórica residencia de cubanos exiliados que impulsan el fin del proceso revolucionario de la isla.

El retraso se debió a problemas con la documentación necesaria para atracar en el puerto ayer a la mañana, explicó el portavoz de la empresa International Port Corporation, Leonardo Sánchez.

"Fue culpa de nosotros", dijo Sánchez a la agencia de noticias alemana DPA.

"Uno de los formularios era incorrecto, al otro le faltaba información", añadió Sánchez, quien explicó que por esa cuestión el buque perdió el turno y tuvo que esperar hasta hoy.

Está previsto que el barco preste desde ahora un nuevo servicio semanal con envíos de ayuda humanitaria.

Además de organizaciones religiosas o de caridad autorizadas a hacer este tipo de envío, también cubanos residentes en Estados Unidos podrán contratar el servicio para mandar bienes a sus familiares o amigos en la isla.

Cuba está sometida desde hace más de medio siglo a un severo embargo económico y comercial por parte de Estados Unidos.

La compañía atiende a entre diez o 20 personas al día interesadas en hacer envíos a Cuba, y ofrece también hacer entregas a domicilio en toda la isla.

"Fueron tres años de trámites", explicó Sánchez, y comentó que, si todo sale como está planificado, el próximo viaje debe salir de Miami a La Habana el próximo miércoles.

Desde que el demócrata Barack Obama asumió la presidencia de Estados Unidos, las leyes respecto de Cuba, endurecidas bajo el mandato de su predecesor republicano George W. Bush, han vuelto a relajarse levemente.

Obama liberó a comienzos de 2009 los viajes y envío de remesas de cubano-estadounidenses a la isla, y también facilitó los viajes a Cuba de grupos religiosos y académicos, entre otros.

Después de que el ex presidente Bill Clinton hiciera un cambio en 2000 para permitir la venta de productos agrícolas y medicamentos a Cuba bajo ciertas condiciones, otra compañía de carga marítima abrió un año más tarde un viaje semanal desde Port Everglades, también en Florida, hacia Cuba con este tipo de cargamento.

El "Ana Cecilia", sin embargo, es el primero que cubre la ruta directa desde Miami en 50 años.