Avon Products Inc, la mayor compañía de cosméticos por venta directa, dijo este miércoles que sus utilidades del segundo trimestre se desplomaron en un 70%, debido a que nuevamente menos clientes consumieron sus productos y a que continuó perdiendo representantes en mercados clave.

Las acciones de Avon caían un 3,2% a US$15 durante la sesión de este miércoles.

La firma de cosméticos, conocida por marcas como Skin-So-Soft y Avon Color, vendió un 4% menos de productos durante el segundo trimestre. Su fuerza de ventas compuesta por representantes de la compañía se redujo un 3%.

Los ingresos bajaron un 9% a US$2.590 millones, por debajo de la proyección de analistas de US$2.660 millones.

La presidenta ejecutiva Sheri McCoy dijo en una declaración que la recuperación de Avon "tomará tiempo".

McCoy, que tomó las riendas de la empresa de manos de Andrea Jung en abril, dijo que Avon está tratando de estabilizar sus ingresos, controlar sus costos y hacer de la labor de la representante un trabajo más atractivo.

Avon ha tenido problemas en todas sus principales categorías y las unidades de cuidado personal y cuidado de la piel han registrado los mayores declives.

En Brasil, el principal mercado de Avon, la compañía afrontó una severa competencia y la pérdida de representantes, y en Rusia, otro nicho en el cual apuntaba a crecer, la competencia y las severas condiciones económicas afectaron las ventas.

En su mercado natal, Norteamérica, las ventas continuaron su retroceso de un año y cayeron un 6%, al tiempo que el número de representantes se contrajo en 12%.

Entre los mercados con mejores perspectivas estaban México, Venezuela y Filipinas.

Durante el segundo trimestre, Avon tuvo que afrontar una oferta de compra no solicitada de US$10.700 millones por parte de sur rival Coty Inc, y les dijo a sus accionistas que se verían beneficiados a largo plazo si rechazaban la propuesta.

Avon también encara una investigación del gobierno de Estados Unidos sobre si violó leyes contra los sobornos en el exterior. Ha gastado unos US$250 millones en una indagación propia que inició en el 2008.

La compañía reportó ganancias netas por US$61,6 millones, o 14 centavos por acción, por debajo de los US$206,2 millones reportados el año anterior, o 47 centavos por título.

Los ingresos también se vieron perjudicados por mayores costos de los productos y tipos de cambio desfavorables. El beneficio bruto bajó un 1,6% a 62,8% de las ventas.