Montevideo, EFE. El gobierno uruguayo afirmó este jueves que la planta papelera de UPM (ex Botnia) "no contamina" y negó las acusaciones vertidas desde Argentina de que los efluentes de la empresa dejaban un gran rastro de fósforo, altas temperaturas y uso de pesticidas.

En una rueda de prensa conjunta, el ministro de Agricultura Tabaré Aguerre y la responsable de medio ambiente del gobierno uruguayo, Raquel Lejtreger expusieron la visión uruguaya sobre la contaminación del río Uruguay causada por la planta de UPM.

Ambos respondieron a los datos brindados por el canciller argentino Héctor Timerman con los que acusaba a la fábrica de incumplir con las normas ambientales en sus procesos.

"Queremos dejar la máxima tranquilidad de que la empresa no contamina. Eso se debe a controles de nuestro gobierno", dijo Lejtreger al inicio de la presentación.

Punto por punto, ambos funcionarios mostraron los datos uruguayos y los compararon con las denuncias argentinas sobre "violaciones" de los acuerdos ambientales bilaterales.

Además, aprovecharon para denunciar que mientras a UPM se le impuso que no supere sus vertidos de nitrógeno en un promedio mensual de 740 kilogramos diarios y en la práctica su promedio fue de 102 kilos, en la desembocadura del río Gualeguaychú, en el lado argentino se registró un promedio 11.750 kilos de nitrógeno.

"Para poner esto en perspectiva, en la desembocadura del río Gualeguaychú se vierte 115 veces más nitrógeno que en UPM", dijeron.

Según señaló Aguerre, la disparidad de los números expuestos por Timerman y los que maneja Uruguay se deben a que el argentino aplicó los valores que son para el río en su conjunto y no para los vertidos de la fábrica.

Así, mientras Timerman indicó que UPM vierte 0,9 mg de fósforo por litro de agua al río Uruguay, mientras que la legislación uruguaya autoriza tan solo 0,025 mg, "36 veces más que el estándar establecido", Lejtreger respondió que en realidad, el estándar de vertido es de 5 mg por litro y UPM vuelca en promedio 0,86 mg.

"En cuanto a la carga de fósforo la condición que se le impuso a UPM es que no supere un promedio mensual de 74 kilos por día. El promedio fue de 47 kilos", indicó la funcionaria.

Otro de los temas en los que se mostró la disparidad fue en la presencia del pesticida Endosulfan, prohibido en Uruguay, en los efluentes de UPM.

Lejtreger señaló que la cifra es de 1,07 nanogramos por litro, y que su presencia se detecta porque "es un compuesto resistente, que sigue detectándose mucho tiempo después de usado".

Para comparar, Lejtreger apuntó que en la desembocadura del Gualeguaychó, la concentración de este pesticida es de 14 nanogramos por litro.

"Hay una cantidad de ciudades e industrias que contaminan más que esta empresa", resolvió el ministro Aguerre al cierre de la conferencia, antes de señalar que las comparaciones que se hacen desde Argentina "son absurdas".