El auge carbonero de Colombia vacila. La Asociación Nacional de Minería (ANM) reveló que, en el primer trimestre del año, se dejaron de explotar alrededor de cinco millones de toneladas de carbón, lo que representó un descenso del 13,4% con respecto a igual período del año pasado. El descenso se agudizó al contabilizarse una caída de la producción de carbón de 21,43% al terminar el primer semestre.

En principio sorprende, ya que se trata de una baja en un área que el gobierno afirma que -junto a infraestructura, vivienda, agro e innovación- empujará el desarrollo del país. Según las autoridades, las explicaciones son tanto coyunturales (el mes de paralización que sufrió la mina del Cerrejón por una huelga de sus trabajadores) como estructurales (problemas en la infraestructura de transporte). No se trata sólo de eso. César Díaz Guerrero, director ejecutivo Cámara Colombiana de Minería, precisa que: “Algunos grandes productores han tenido dificultades este año. Además, al interior del país, el carbón metalúrgico, debido a los bajos precios, también ha sido afectado”. Por ello concluye que “si sumamos los carbones de las grandes empresas, más los carbones metalúrgicos del interior, más los bajos precios, va a haber una disminución porcentual por volumen y otra por precios”.

Lo anterior no parece preocupar a los que se encuentran en el negocio y los que aspiran a estarlo. Prodeco, la unidad de Glencore en Colombia, inauguró en mayo un puerto de carga directa en el mar Caribe con capacidad para exportar anualmente 21 millones de toneladas de carbón y pronto estará terminado el que construye su competidor, la estadounidense Drummond, que está siendo investigada por lanzar carbón al mar, en enero pasado. En paralelo, durante julio, Colombia firmó con Corea del Sur un acuerdo que permitirá poner en marcha una planta experimental para la producción de carbón líquido y extraer parte de sus más de 500 productos derivados. Estará en La Guajira y el capital inicial será de US$40 millones. Colombia, cuarto productor mundial de carbón, registró una producción de 89,2 millones de toneladas en 2012 y su meta para este año es de 94 millones de toneladas. Si la cumple será una sorpresa mayor.