Aunque los candidatos a los ya cercanos comicios presidenciales en Chile son nueve, el consenso es que, en la recta final, a menos que ocurra una sorpresa, la carrera se dirimirá entre la ex presidenta Michelle Bachelet y la ex ministra del Trabajo del gobierno saliente Evelyn Matthei. Esta última posee una carrera ya larga en la derecha de su país, con un sonado traspaso del partido más liberal (Renovación Nacional) al más conservador (UDI), a ambos de los cuales representó como diputada. Criticada por su negativa a apoyar aumentos significativos en el salario mínimo y por ser partidaria, como su partido, de un Estado lo más acotado posible, la candidata eligió una tipografía colorida y moderna para asociar con sus propuestas. Hecha de cintas plegadas sobre sí mismas, conocidas como “spectral folders”, llamaron la atención. Pero más lo hizo descubrir que la consiguió por medio del sitio web graphicriver.com, en el cual diseñadores independientes licencian su trabajo a partir de US$1. Y que Matthei pagó US$4. Lo bueno es que es difícil que aparezca usado masivamente por una empresa. Creación de un diseñador ucraniano identificado como Ecelop, ha sido adquirida sólo nueve veces. Lo malo: que por esos mismos US$4, sus competidores podrían comprarla para dedicarle alguna travesura.