Dos ruedas y un motor de alta potencia son la mejor forma de apostar exitosamente a que prácticamente no se llegará a viejo. De ninguna manera. Al menos es lo que afirma la OMS (Organización Mundial de la Salud): los accidentes de tránsito constituyen la principal causa de muerte en el mundo entre jóvenes de 15 a 29 años. De éstos, el 70% corresponde a motociclistas. En Colombia el departamento de Medicina Legal afirma que el riesgo de morir en un accidente en moto es superior 20 veces a este mismo riesgo en cualquier otro vehículo. Sólo en el 2011 en este país se registraron 2.253 muertes por accidentes en motocicletas.

Impactado, en 2009, el colombiano Germán Acevedo decidió crear un airbag para motociclistas. Con un capital inicial de US$2.500 fundó la empresa Tech4Riders y generó un producto inexistente en el mercado en ese momento. “Una persona que sufre un accidente en moto tiene probabilidad de tener 2,4 traumatismos, siendo los más graves relacionados con la zona cervical, el cráneo, la cabeza, la caja torácica y toda la columna vertebral. La esencia de nuestro sistema es cubrir esas zonas vitales”, dice el empresario. Para evitarlo, su airbag es un sistema que se infla en 120 milisegundos en el instante del accidente. Una correa de la prenda, que se sujeta a la motocicleta, permite que el sistema se inicie. El inflado -por inyección de gas carbónico comprimido- lleva a que se absorba hasta el 90% de la energía del impacto, reduciendo la gravedad de los traumatismos que recibe la persona. 

El chaleco acondicionado con el sistema pesa 300 g. y se vende en unos US$200, mientras una chaqueta puede llegar a pesar 600 g. y costar US$400. “Muy económico para las personas que realmente valoran su vida”, explica Acevedo. Justamente, la combinación de necesidad de producto, innovación y buen precio ha sido la clave del éxito en Tech4Riders. En Colombia comercializa el 90% de su producción a través de Icolmotos, filial de Yamaha. En el exterior ya tiene presencia en México, Costa Rica, Venezuela y Estados Unidos. Los nuevos mercados en su mira son Ecuador y Chile. Para rebotar intacto.