Según el Informe Mensual de Precios de la FAO, durante el mes de agosto las menores tasas de inflación de los alimentos de la región se observaron en Centroamérica, en contraste con América del Sur, donde algunos países superaron el 1%.

La inflación de los alimentos de América Latina y el Caribe se ubicó en 0,5% en agosto. A pesar de la ligera alza, este nivel se encuentra por debajo de su promedio en lo que va del año.

La inflación general mensual de la región se incrementó ligeramente de 0,3% en julio a 0,5% en agosto. Este nivel es muy similar al registrado a lo largo del segundo trimestre del año.

Con respecto al índice internacional de precios de los alimentos de la FAO, se registró por cuarto mes consecutivo una caída, esta vez de 2%. En lo que va del año, dicho índice acumula una caída de poco más de 4%.

Según el Informe Mensual de Precios de la FAO, los precios de la cebolla y el tomate se encontraron entre los de mayor incidencia positiva sobre los precios generales de la región. En sentido contrario, los precios de la naranja fueron los que incidieron negativamente.

América Central, México y el Caribe

Las menores tasas de inflación de los alimentos de la región se observaron en Centroamérica. Particularmente, en Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, y Panamá, las variaciones en los índices de precios de los alimentos fueron cercanas a cero.

América del Sur

En contraste con lo sucedido en Centroamérica, en América del Sur se observaron los mayores movimientos de precios de los alimentos en agosto. En Argentina, Bolivia, Paraguay, Uruguay y Venezuela, dicha inflación superó el 1%.