Río de Janeiro, Xinhua. La empresa automovilística alemana Volkswagen invertirá 170 millones de euros (US$235 millones) para ampliar la fábrica que tiene en el sureste de Brasil, con el objetivo de aumentar la producción de vehículos.

El anuncio lo hizo este jueves el presidente de Volkswagen en Brasil, Thomas Schmall, tras reunirse con la presidenta Dilma Rousseff, a la que expuso las intenciones de ampliación de la fábrica que desde enero de 1999 la compañía tiene en Sao José dos Pinhais (estado de Paraná, sureste del país), para producir los nuevos modelos "Golf".

Con la inversión, Volkswagen eleva la previsión de inversiones en Brasil entre 2012 y 2016 de US$3,9 a US$4,2 millones.

Las previsiones de la compañía son de que las obras terminen en un máximo de dos años, y que la capacidad de producción pase de 840 a 1.000 vehículos diarios.

"Brasil es nuestro segundo mercado fuera de Alemania, lo que ya muestra a Brasil como un jugador importante", explicó Schmall, quien ve en la nueva clase media brasileña un gran potencial para la expansión del mercado automotriz en Brasil.

Para 2018, las proyecciones de la fabricante alemana de automóviles son producir cinco millones de vehículos anuales.

El año pasado, el total llegó a 3,6 millones de unidades.

El presidente de Volkswagen en Brasil se mostró confiado en el mercado brasileño, y aseguró que conversó del asunto con Rousseff.

"Ningún país está creciendo (de forma) lineal. Hay ajustes, como ocurre ahora, pero esto pasará", pronosticó el directivo de la empresa alemana.

El anuncio de nuevas inversiones de Volkswagen se suma a las que recientemente anunciaron las también alemanas Audi y Mercedes Benz en el país sudamericano.