“Debajo de los hechos hay una honda trama de intimidad que nos cuesta poder distinguir a primera vista”, dijo el presidente José Mujica en relación al conflicto con Argentina por la planta de celulosa de UPM.

Al comienzo de su audición radial en M24 el presidente dijo: "En el conflicto doloroso de estos días no me voy a detener". Sin embargo, hizo referencia al asunto en varias oportunidades.

Mujica indicó este viernes que "el conflicto doloroso de estos días no es más que una de las tantísimas consecuencias que genera este modelo civilizatorio" de "sociedades de despilfarro".

“La papelera tiene mucha experiencia y pueden ganar, pero deben cuidar el medio ambiente si es que quieren perdurar en el tiempo. Son cuidadosos no por buenos sino por inteligentes. No quieren matar a la gallina de los huevos de oro”, señaló, en respaldo de la tecnología que utiliza la empresa para cuidar sus efluentes.

“Los gobiernos no tienen escapatoria. Tienen que luchar por más trabajo, por más ingreso para su gente”, dijo, en referencia a los puestos de trabajo de UPM que no ingresarán a seguro de paro.

Con respecto al tratamiento de la naturaleza, Mujica comunicó que “vamos corriendo de atrás” y se preguntó: “¿Tratamos bien las aguas hervidas de Montevideo que van al Río de la Plata, o las de Buenos Aires?”. “No, por favor. Es un desastre”, se contestó.

Añadió que "habrá que invertir fortunas para corregir estas cosas", y señaló que el mayor peligro para el medio ambiente "es nuestra forma de vivir en la civilización". "Hasta los más eximios ecologistas usan toneladas de papel", dijo en tono crítico.

El presidente destacó el tratamiento de efluentes en Maldonado. “Es la única ciudad que hace un buen tratamiento de los desechos. Lo demás es lamentable. Las generaciones que vienen tendrán que invertir fortunas para corregir estas cosas”, dijo.

Por último y al hondar sobre el último tratado firmado con la regasificadora, constató que lo hecho para que “Uruguay del futuro pueda consumir más energía con menos torcisidad por el medio ambiente y a un precio más razonable porque el gas no va acompañar la suba de los costos petroleros”. A lo que concluyó: “Van a venir más decisiones de éste tipo en estos meses. Dos o tres, que van a influir en la vida del país por muchos años y que son determinantes para el trabajo de las generaciones que vienen. Algunas son los molinos. Otras, serán empresas que hay que llevar adelante. En todas, habrá que mitigar efectos sobre el medio ambiente”.

* Con información de Xinhua.