El senador colorado Derlis Osorio presentó un proyecto de ley sobre tarjetas de crédito para “proteger” a los usuarios de este sistema comercial mediante varias medidas. Una de ellas es evitar el “sobreendeudamiento” del cliente a través de cobros de “interés sobre intereses”, dice en su proyecto.

Con la propuesta de la nueva normativa legal “se pretende establecer estándares mínimos de protección del usuario” de la tarjeta de créditos, manifiesta el senador Derlis Osorio en la exposición de motivos de su proyecto de legislación.

Bajo el título de “Ley que establece normas de transparencia y defensa al usuario en la utilización de tarjetas de créditos”, el legislador de la ANR dice que su planteamiento busca obligar a los emisores del dinero plástico un sistema de información clara a los clientes de este mecanismo comercial.

“Se busca evitar el sobreendeudamiento del usuario muchas veces sin la suficiente información sobre las ventajas y desventajas para el financiamiento de diversos tipos de bienes y servicios”, sostiene el proyectista.

“El emisor (banco, financiera y supermercado, casa comercial) estará obligado a disponer de un sistema de consulta vía internet a través del cual el titular podrá acceder a información actualizada en tiempo real sobre la utilización de la tarjeta de crédito”, expresa uno de los artículos del proyecto.

Señala que serán nulos los contratos en los cuales el emisor de la tarjeta de crédito imponga “intereses compensatorios o moratorios en forma de capitalización de intereses o cobros de interés sobre interés”.

También serán nulos los contratos “que faculten al emisor (de la tarjeta de crédito) modificar unilateralmente las condiciones del contrato”, agrega el planteamiento.

Tampoco tendrán validez los contratos en los cuales se “impongan un monto fijo por atrasos en el pago de su deuda”, señala otro artículo del proyecto.

Una siguiente disposición expresa que “todo cobro efectuado por el emisor, en concepto diferente al de la compra de bienes y servicios por parte del usuario de la tarjeta de crédito, como emisión de tarjetas, comisiones, reclamo extrajudicial u otros similares, no generarán intereses en los primeros 90 días”.

Indica también que “cualquier tipo de recargo” sobre comisión, mora o seguro “deberá estar previamente establecido en el contrato”.

Exigencia para los contratos. El contrato entre el usuario de la tarjeta de crédito y la entidad emisora tendrá que ser redactado con letra bien entendible, dice otro artículo del referido proyecto del senador Derlis Osorio (ANR).

El documento “deberá redactarse claramente y con tipografía fácilmente legible a simple vista”, advierte.

Señala que las cláusulas que generen responsabilidad de los usuarios deberán estar subrayados y con letras destacadas.

Dice que se deberán hacer copias de los contratos para entregar el usuario.