Nusa Dua, EFE. Los dirigentes de México, Chile y Perú afianzaron este lunes su presencia en la cumbre de líderes del Foro de Cooperación Económica de Asia-Pacífico (APEC) en la isla indonesia de Bali.

El mexicano Enrique Peña Nieto, el chileno Sebastián Piñera y el peruano Ollanta Humala han aprovechado el primer día del la cumbre APEC para celebrar reuniones bilaterales y expresar sus propuestas para avanzar en el libre comercio.

Las tres economías latinoamericanas participan mañana en la negociación del Acuerdo de la Asociación Transpacífico (TPP, en sus siglas en inglés) junto con los mandatarios de Australia, Brunei, Canadá, Japón, Malasia, Nueva Zelanda, Singapur y Vietnam.

El secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, participará en la reunión en representación del presidente Barack Obama, quien canceló su asistencia al APEC por la crisis presupuestaria en su país.

En estos días, el presidente chileno también ha aprovechado para reunirse con sus homólogos de China, México y el jefe ejecutivo de Hong Kong, CY Leung, mientras que Perú y México han tenido conversaciones comerciales con Indonesia.

Algunos analistas apuntan que la ausencia de Obama brinda una oportunidad a China para ganar protagonismo y algunos puntos en la carrera hacia la hegemonía en Asia-Pacífico.

En la apertura de la cumbre presidida por el jefe del Estado indonesio, Susilo Bambang Yudhoyono, asistieron todos los mandatarios y representantes de las 21 economías del APEC.

El grupo integra a Australia, Brunei, Canadá, Chile, China, Corea del Sur, EE.UU., Filipinas, Hong Kong, Indonesia, Japón, Malasia, México, Nueva Zelanda, Papúa Nueva Guinea, Perú, Rusia, Singapur, Tailandia, Taiwán y Vietnam.

EE.UU. estuvo representada por su ministro de Comercio, Penny Pritzker, mientras que la agenda de Kerry se centró en los asuntos relacionados con Libia y el desarme del arsenal químico de Siria.

Frente a los objetivos más lejanos del APEC, el TPP se perfila en Bali como un acuerdo con visos de prosperar a medio plazo, a finales de año o en 2014, si se cumplen las expectativas.

"No hay fecha límite, hay el propósito de cerrar este acuerdo este año, pero dependerá de la flexibilidad de los países que negocian este acuerdo", dijo Peña Nieto en un coloquio celebrado en el marco de APEC.

Añadió que el TPP representa la visión del libre comercio y calificó el acuerdo como un instrumento de integración de las economías de América y Asia.

El responsable de la Dirección de Relaciones Económicas Internacionales (Direcon), el chileno Álvaro Jana, explicó a Efe que el objetivo es finalizar las negociaciones este año para firmar el acuerdo cuanto antes.

"El TPP es una iniciativa regional dentro del APEC de 12 economías. Hay otras que ya han manifestado su deseo de sumarse, como Corea del Sur, y cabe esperar lo mismo de Tailandia y, ¿por qué no?, de China", afirmó Jana, responsable de la agencia gubernamental chilena.

El TPP representa un mercado potencial de 790 millones de consumidores.

La ausencia de Obama ha sembrado dudas sobre los frutos que surjan de la reunión de mañana, dado su liderazgo entre los países que aspiran a sellar el tratado.

Algunos analistas apuntan que la ausencia de Obama brinda una oportunidad a China para ganar protagonismo y algunos puntos en la carrera hacia la hegemonía en Asia-Pacífico.

En cualquier caso, el presidente chino, Xi Jinping, ha mostrado en Bali un talante conciliador y su liderazgo como el futuro organizador y anfitrión de la cumbre del APEC el año próximo.

Respecto a la situación económica actual, Xi señaló durante su participación en un foro empresarial la importancia del proceso de integración económica en la región Asia-Pacífico, así como la aplicación de políticas inclusivas en el que todas las partes ganen para garantizar la estabilidad y el crecimiento.

"China no puede desarrollarse aislada de Asia-Pacífico y Asia-Pacífico no puede prosperar sin China", puntualizó el presidente chino, al tiempo que antepuso la paz a la consecución del crecimiento económico.

Xi dijo que la ralentización de la economía de su país, que creció un 7,6% en la primera mitad del año frente al 7,7% de 2012 y el 9,3% de 2011, responde a las reformas estructurales para conseguir un crecimiento sostenible y reducir la brecha económica entre las zonas rurales y urbanas en 2020.

Otro de los protagonistas de esta jornada fue el presidente ruso, Vladimir Putin, a quien entregaron una tarta y felicitaron por su 61 cumpleaños durante la cumbre, donde defendió la decisión de Obama de cancelar su viaje.

La cumbre finaliza mañana y no se prevé que se alcancen grandes acuerdos, aunque sí avances en las negociaciones parciales e iniciativas para mejorar la conectividad y las inversiones en infraestructuras.