El Consejo de Estado de Colombia condenó al Ejército Nacional a pagar hasta 1.000 salarios mínimos (más de US$300.000) a los familiares de tres civiles que fueron asesinados por militares en 1999, informaron fuentes oficiales.

El tribunal informó que por los hechos ya fueron condenados un mayor y varios oficiales y soldados del Ejército.

Según la sentencia, las víctimas tienen derecho a "recibir la indemnización por los perjuicios morales y la grave violación a los derechos humanos por parte de agentes estatales".

El asesinato de los tres hombres fue cometido por militares cerca del municipio de Sonsón, en el departamento de Antioquia, según reseñó la agencia de noticias DPA.

La investigación determinó que los uniformados interceptaron a las víctimas cuando viajaban hacia Sonsón, donde pagarían un rescate de un secuestrado por la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Posteriormente, otro grupo de militares, que sabía que los hombres llevaban dinero, los "asesinaron y arrojaron los cuerpos a un abismo", agrega el dictamen.