Lima, Andina. El Consejo de Ministros aprobó una operación de endeudamiento por US$180 millones con organismos internacionales para financiar el Programa Nacional de Innovación Agraria a partir del 2014, y modernizar el agro peruano, informó el Ministerio de Agricultura y Riego (Minagri).

El ministro de Agricultura y Riego, Milton von Hesse, señaló que el Ejecutivo aprobó el endeudamiento externo acordado con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) por US$40 millones, el Banco Mundial por US$40 millones y la contraparte nacional por US$100 millones.

Precisó que esta es una cooperación financiera reembolsable y es parte del proceso de modernización del agro con inclusión social.

El programa, que se inicia el 2014 y se prolongará hasta el 2018, está compuesto por dos proyectos independientes pero complementarios.

El primero impulsa la consolidación del Sistema Nacional de Innovación Agraria (SNIA), y el segundo, el mejoramiento de los servicios estratégicos del Instituto Nacional de Innovación Agraria (INIA).

Cabe indicar que el INIA es un organismo público adscrito al Minagri, responsable de diseñar y ejecutar la estrategia nacional de innovación agraria, y además es ente rector del SNIA.

El Minagri y el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) evaluarán de manera conjunta el estudio de factibilidad el proyecto, que sentará las bases de un verdadero proceso de innovación y modernización agraria, y cuya operación deberá negociarse a finales de octubre.

Von Hesse explicó que el objetivo del programa es asegurar un mayor acceso y mejor aprovechamiento de las oportunidades que ofrecen la ciencia y tecnología para elevar la productividad, competitividad y sostenibilidad de las actividades agroalimentarias, vinculada tanto a la seguridad alimentaria como a las actividades de agroexportación.

Recalcó que el Minagri busca proveer a los agricultores peruanos de las herramientas tecnológicas para mejorar la producción de cultivos y revertir las cifras del Censo Nacional Agropecuario 2012.

Según este censo, solo el 10% de los productores agropecuarios recibieron asistencia técnica, asesoría empresarial o capacitación.

El Programa Nacional de Innovación Agraria se suma a otras acciones del Minagri como el Fondo Mi Riego que, hasta la fecha, aprobó 120 proyectos de infraestructura hídrica por un valor de 678 millones de nuevos soles, como parte de la política que da prioridad a la gestión del agua.

Estas obras se ejecutan en las zonas altoandinas por encima de los 1.500 metros sobre el nivel del mar, y beneficiarán a 250.000 personas y brindará cobertura a 40.000 hectáreas.

Finalmente, von Hesse resaltó la puesta en marcha del programa piloto Buena Siembra que apoya la mejora de la productividad de los cultivos de la población altoandina, a través de la entrega de vales para la compra de fertilizantes.

El plan funciona opera en Apurímac, Ayacucho, Cusco, Huánuco, Huancavelica, Junín y Puno.