En un confuso mensaje a los ministros, el presidente Porfirio Lobo denunció una supuesta campaña internacional para desacretitar el proceso electoral que se desarrollará en noviembre en Honduras.

"Se quiere ilegitimizar incluso afectar el proceso (electoral), me imagino yo tambien, no se me asusten, manténganse normal. Saben que no estamos haciendo nada, aquí no ha cambiado nada, excepto que hoy tenemos paz y que hoy vamos a elecciones", dijo el mandatario en la sesión del Consejo de Ministros.

Sin profundizar en detalles, dijo que algunos "vienen de afuera y están allá arriba", pero que lo único que ha cambiado es que ya no se va en retroceso, sino que se ha avanzado en la "profundización de la democracia y en los procesos de inclusión, que ha sido extraordinario".

Lobo resaltó que el gobierno de Honduras ha sido respetuoso con las diferentes corrientes de pensamiento, porque "aquí no andamos persiguiendo a nadie, créanme que no voy a permitir que después de todo lo que nos ha costado, todo lo que hemos construido se derrumbe por una acción extranjera".

Aunque reconoció que no puede evitar que se maneje como tema de campaña, reveló que le pidió a la ministra de Justicia y Derechos Humanos, Ana Pineda, que los invite para que "vengan a ver" dónde están las persecuciones, "porque de eso no hay absolutamente nada".

En medio de su discurso, el mandatario tambié se refirió a la polémica entre la Secretaría de Seguridad y el Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), por la tasa de homicidios en el país.

Apoyo a la policía. Lobo reiteró que los militares continuarán en la calles porque continuará apoyando a la policía hasta el último día de su mandato. "Si el siguiente gobierno decide cambiar eso, que lo cambie, lo que le reitero a cualquiera es que si manda a los militares a los cuarteles, si los saca de (los operativos de) seguridad, van a ver el lío que vamos a tener", comentó Lobo.

En medio de su discurso, el mandatario tambié se refirió a la polémica entre la Secretaría de Seguridad y el Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), por la tasa de homicidios en el país.

"No se trata locamente solo de decir se bajó, se trata de detener la tendencia ascendente que teníamos en los índices de homicidios, pero tenemos algunas mecanismos y la ligereza con la que se manejan algunos datos, porque hay protocolos que se han firmado y deben respestarse, no hay discusión".

Según Lobo, en ocasiones, por rumores se dan cifras que muchas veces no son ciertas, porque "tiene que haber un cuerpo, algo pasó, un nombre, una identificación".

Agregó que muchas veces alguien reporta que hallaron un cuerpo y otra persona que ingresó el cuerpo a la morgue, con lo que se duplican los datos, por lo que debe trabajar en colaboración con la UNAH, para tener datos apegados a la verdad. "Debe manejarse de otra forma, porque nos hace daño como nación y puede que dupliquemos los datos", señaló el mandatario.