Lima, Andina. El Poder Judicial condenó 6.298 funcionarios y servidores públicos a nivel nacional por delitos de corrupción entre el 2007 y agosto del 2013, informó el presidente de ese poder del Estado, Enrique Mendoza Ramírez.

Refirió que los delitos con mayor índice de condena son peculado y colusión (cometidos por funcionarios públicos). Sólo en lo que va de este año se impusieron 902 sentencias.

La autoridad judicial destacó el grado de efectividad del sistema anticorrupción en el combate a los delitos contra la administración pública, y remarcó que cuando las investigaciones son incompletas, deficientes o presentan vacíos probatorios en el proceso, el juez no puede ni debe inventar pruebas ni convertirse en parte acusadora, pues la Constitución no le permite.

“Por ello, más importante que reclamar una pena efectiva es exigir una investigación efectiva”, subrayó.

Condenas efectivas

Añadió que para que las denuncias formuladas concluyan con sentencias condenatorias efectivas, depende mucho del éxito de la investigación que realice el fiscal, de la efectividad de los Informes de Control de la Contraloría, de los Informes de la Unidad de Inteligencia Financiera y demás organismos técnicos del Estado que contribuyan a reunir los elementos de convicción, de cargo que permitan al fiscal decidir si formula o no acusación.

Agregó que el Poder Judicial ha dado muestras importantes de su compromiso para contribuir a una política de Estado contra la corrupción. “Sí hemos aplicado la ley, con el mayor rigor posible y dentro de un debido proceso, cuando ello ha correspondido, sin distinción ni discriminación alguna como corresponde en un Estado democrático”, remarcó.

Agregó que así como se ha condenado a un ex presidente de la República, exparlamentarios y otros altos funcionarios públicos, también se ha sancionado a servidores públicos por conductas que antes eran toleradas por la sociedad.

Mendoza Ramírez añadió que el Poder Judicial, como única institución competente para imponer sanciones penales y civiles por la comisión de delitos, ha estructurado varios procedimientos y órganos especializados para sancionar el crimen con eficiencia y eficacia.