El grupo hondureño Karim's anunció que invertirán US$35 millones en la reactivación de una planta industrial textil en Nicaragua, que cerró temporalmente sus operaciones por la crisis económica de 2009.

El presidente de ese grupo, Yusuf Amdani, dijo a periodistas que esa empresa textil, que era operada por la firma estadounidense Cone Denim, del Grupo Textil Internacional, y que ahora tendrá de nombre Pride Denim Mills, generará 600 empleos directos en su primera fase.

Amdani explicó que para el reinicio de operaciones, previsto para noviembre próximo, a través de la Corporación de Zonas Francas de Nicaragua obtuvieron un préstamo por 20 millones de dólares ofrecido por el Banco de la Producción (Banpro) de Nicaragua.

Esa empresa textil y de confección de tela, que operaba en régimen de zona franca para la exportación, con 850 empleos directos, abrió a mediados de 2008 una planta de fabricación de tela de mezclilla, con una inversión de US$100 millones, y un año después cerró por la crisis económica mundial, según autoridades.

La planta, ubicada en el municipio de Ciudad Sandino, 12 kilómetros al oeste de Managua, con 60.000 metros cuadrados de construcción y 21 hectáreas de extensión, producía tela de mezclilla, que es la empleada en la confección de pantalones "blue jeans" (vaqueros).