Cristina Fernández de Kirchner continúa recuperándose en la clínica de la Fundación Favaloro, tras la cirugía que le realizaron en en la mañana del martes.

En tanto, que los mensajes de apoyo a la mandataria siguen llegando desde distintas partes del país y del mundo.

La tensión generada en torno a la salud de la presidenta comenzó a descomprimirse a las 13.15 (hora local), cuando el secretario de Comunicación Pública, Alfredo Scoccimarro, se acercó a la puerta de la clínica situada en el barrio porteño de Monserrat, para informarle a los militantes y a los medios que la operación había sido “satisfactoria” y que la presidenta estaba de “buen humor”.

Una hora antes, en el marco de un acto que protagonizó en San Martín, provincia de Buenos Aires, el gobernador Daniel Scioli había anticipado que la operación había sido "exitosa".

Tras la comunicación del vocero presidencial, los periodistas que esperaban noticias de la jefa de Estado en la puerta del hospital recibieron el parte médico en donde se indicó que la presidenta “evoluciona favorablemente”.

Además se informó que la mandataria permanece internada en la Unidad de Cuidados Intensivos luego de la intervención quirúrgica que se le realizó este martes mediante la cual se logró “la evacuación de un hematoma subdural derecho, en una cirugía sin complicaciones”.

Mientras que en las inmediaciones del edificio de la Fundación Favaloro los jóvenes militantes de distintas organizaciones políticas y sociales reaccionaron con cánticos de apoyo a Cristina, por otras vías como las redes sociales los mensajes de aliento a la mandataria continuaron multiplicándose y llegaron, incluso, desde referentes de la oposición.