Sacyr ha cerrado con la entidad chilena Corpbanca la financiación de la autopista Ovalle-La Serena, la quinta de la compañía en el país, por un importe estimado de 148 millones de euros (US$200 millones).

Sacyr Concesiones realizará una inversión de 180 millones de euros en la autopista, que tiene una longitud de 86 kilómetros y conectará las ciudades de Ovalle y La Serena.

La concesión tiene un plazo de 30 años y supondrá una cartera estimada de ingresos para Sacyr Concesiones de 682 millones de euros, indica la compañía en un comunicado.

El proyecto comprende obras de mejora y la ampliación a doble calzada del tramo actual que une ambas ciudades.

La nueva autopista ampliará la actual ruta a doble calzada en todo el trazado, incluyendo la cuesta de Las Cardas, un "by pass" de 17 kilómetros y cambios de sentido cada 5 kilómetros.

Esta obra incorpora una nueva conexión hacia La Serena por la avenida Las Torres en Coquimbo, mejoras viales en los sectores Pan de Azúcar de esta última ciudad y de Recoleta (Ovalle).

La autopista, junto con las que unen La Serena con Vallenar y Vallenar con Caldera (también de Sacyr Concesiones), se enmarca dentro de un proyecto para continuar un corredor de casi 500 kilómetros.

“La firma del financiamiento representa el hito más importante en el arranque de esta concesión, ya que garantiza la disponibilidad de fondos para construir la infraestructura", declaró el gerente general de Sacyr Concesiones Chile, Javier Martínez-Cañavate.

Sacyr inició en 1996 su actividad en Chile, donde ha ejecutado proyectos de obra civil e infraestructura por valor de 2.000 millones de euros.

En el país sudamericano Sacyr Concesiones cuenta con un hospital y cinco autopistas: una en explotación que une las ciudades de Caldera y Vallenar (Valles del Desierto) de 221 km; y el resto en desarrollo.