Desde este miércoles se instalan mesas técnico-científicas en las que se analizarán los parámetros bajo los cuales se definan qué productos alimenticios son transgénicos, según anunció el ministro coordinador de la Producción, Richard Espinosa.

Mientras tanto, hasta el 15 de mayo del 2014 se pueden seguir vendiendo los alimentos con las etiquetas actuales.

Estas reuniones técnicas se darán luego de que la semana pasada el Instituto Ecuatoriano de Normalización (INEN) reformara el Reglamento de ‘Rotulado de Productos Alimenticios Procesados’, estableciendo que hasta el 15 de noviembre el ministerio de Salud debe emitir plazos para el nuevo etiquetado con información integral, incluida la leyenda: “contienen transgénicos”, si fuera el caso.

Espinosa explicó que si ello no se logra hasta noviembre, se podrá agregar al etiquetado la mencionada leyenda con tinta indeleble o stickers, desde el 15 de mayo del 2014.

En las mesas técnicas participarán representantes del INEN y de los ministerios coordinador de la Producción y de Industrias, así como empresarios. Estos últimos propondrán los mecanismos de definición de lo que es un transgénico y su trazabilidad, es decir, que el proveedor informe si el ingrediente que entrega es transgénico.

El lunes pasado, el superintendente de Control de Poder del Mercado, Pedro Páez, pidió al Registro Oficial apresurar la publicación de la reforma al reglamento de rotulado de alimentos, según dijo, para que la Superintendencia pueda concordar con esas disposiciones.

El mes pasado ese ente dispuso que en etiquetas de alimentos se incluya si son o no transgénicos, en 60 días. Luego Espinosa dijo que esa disposición era solo para transgénicos.

Control. El superintendente de Control de Poder del Mercado, Pedro Páez, dijo que para etiquetar los alimentos transgénicos no hace falta certificación de laboratorio, pues es suficiente la palabra del empresario, pero que se va certificar a futuro.

Dudas. Según el ministro de Producción, las dudas se absolverán en las reuniones técnicas.