El fabricante europeo Airbus estima que en los próximos 20 años se necesitarán unos 2.700 aviones de carga más en el mundo, ya que calcula que el tráfico aéreo de mercancías crecerá a una media del 4,8 % anual durante este periodo.

Según informó Airbus en un comunicado, hay signos positivos en la actividad económica global -en el comercio, el consumo privado y la producción industrial- que justifican esta proyección.

En concreto, la flota de aviones de carga aumentará con 870 aeronaves nuevas, valoradas en US$234.000 millones, y con la reconversión de otras 1.860 de pasajeros que se adaptarán para su uso de carga.

Asimismo, otros 175 aviones de mercancías que están en servicio actualmente seguirán funcionando en 2032, por lo que en ese año la flota de aeronaves de mercancías se acercará a los 3.000 aviones, casi el doble que la cifra actual (1.650 aviones).

El mayor aumento del mercado de las aeronaves de mercancías se dará en la región de Asia y Pacífico, que actualmente representa el 36 % de la flota y que en 2032 incrementará este porcentaje hasta el 42 %.

En concreto, China representará el 22 % del mercado de aviones de carga, en lugar del 15 % actual, y será el único gran país que aumente su porcentaje en este sector.

En cambio, aunque el tráfico en Europa y América del Norte continuará aumentando, estas dos regiones pasarán de representar el 51 % del tráfico aéreo de mercancías al 45 %.

Según el vicepresidente de Airbus, Andreas Hermann, el auge de los mercados emergentes demandará "un incremento de la flexibilidad en el transporte aéreo de carga", lo que beneficiará a la flota de tamaño medio, usada principalmente para servicios regionales.

Así, en 2032 se incorporarán unos 1.290 aeronaves de mercancías de tamaño medio nuevas, frente a las 744 unidades que operan actualmente, de manera que este segmento del mercado seguirá representando el 45 % de la flota aérea.

Los aviones de carga pequeños, que suponen el 23 %, disminuirán su proporción en el mercado hasta el 21 %, aunque en números absolutos pasarán de 380 hasta 600 unidades, debido al crecimiento de las ventas en China e India.

Las grandes aeronaves de carga, usadas en operaciones entre EEUU, Europa y Asia, y que actualmente representan el 32 % de la flota, llegarán a los 1.000 ejemplares.