Río de Janeiro, EFE. El gobierno del estado brasileño de Maranhão (norte) rebajó este jueves a nueve el número de muertos en una pelea de presos ocurrida la noche del miércoles en una cárcel de la ciudad brasileña de São Luís, que causó además 20 heridos.

Las autoridades habían informado inicialmente de trece fallecidos, cifra que fue revisada a la baja porque se había contado dos veces alguna de las víctimas.

El enfrentamiento se debió a un disputa entre bandas de narcotraficantes rivales que operan dentro del Complejo Penitenciario de Pedrinhas, en São Luís.

La Policía arrestó la semana pasada a 16 integrantes de una de esas bandas, conocida como "Bonde dos 40", y que está considerada como la mayor organización criminal de la región, según señaló el Gobierno regional en un comunicado.

Después de la pelea, se registró el incendio de al menos ocho autobuses municipales en diferentes puntos de la ciudad de São Luís, actos que, según la Policía, podrían deberse a una represalia por parte de una de las bandas armadas.