Washington, EFE. La directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, aseguró que la incertidumbre sobre los planes de EE.UU. para aumentar el techo de la deuda federal perjudica al país y desestabiliza los mercados.

"Ciertamente no está ayudando a la economía de EE.UU. el tener esta incertidumbre y esta forma de lidiar con los asuntos fiscales y de deuda", afirmó Lagarde en rueda de prensa en el marco de la asamblea anual conjunta del organismo y el Banco Mundial que tiene lugar en Washington.

La responsable del FMI volvió a alertar, en línea con lo señalado durante los últimos días, de las consecuencias "muy negativas" a nivel global si Estados Unidos no eleva el tope de la deuda federal de US$16,7 billones que se alcanzará este mes.

La transmisión a otros países, dijo, se produciría a través de canales como el comercio y los mercados financieros.

Por lo demás, la titular del FMI destacó que la recuperación económica global en marcha es "lenta y desequilibrada" y aseguró que estamos en un periodo "de transición" en el que las economías avanzadas ganan impulso y las emergentes se desinflan.

El Fondo prevé que la economía global crezca un 2,9% este año, tres décimas menos de lo previsto en julio.

En 2014, la locomotora económica global avanzará a un ritmo del 3,6%, dos décimas menos de lo anticipado en julio, según el FMI.