Buenos Aires. El gobierno argentino prorrogó por otros 45 días la congelación del precio máximo de los combustibles, vigente desde el pasado abril, a través de una resolución publicada este jueves en el Boletín Oficial.

La resolución de la Secretaría de Comercio Interior especifica que la medida persigue "afianzar la transparencia en la comercialización de bienes y servicios y tener asegurado el suministro de los mismos, a fin de amparar los derechos de los consumidores".

La norma fija como precio máximo para los combustibles en las estaciones de servicio "el que resulte igual al más elevado del día 9 de abril del corriente año".

La congelación decretada hace seis meses no impidió que aquellas gasolineras con precios más bajos subieran sus carburantes hasta un 20 %, para equipararlos con el de las estaciones de servicio que los vendían más caros.

La medida se suma a otras decisiones del Ejecutivo destinadas a intentar frenar el alza de la inflación este año, marcado por las elecciones legislativas del próximo 27 de octubre.

En 2013, la secretaría de Comercio Interior ha firmado acuerdos de precios con supermercados y tiendas de electrodomésticos y ha aumentado su subvención a bienes básicos, como el pan.

Aún así, la inflación no ha disminuido y se mantiene en el 10,5%, según las cifras oficiales y el 25,2%, según datos de consultoras privadas.

En 2012, Argentina cerró el año con una inflación oficial del 10,8%, que las consultoras privadas elevaron hasta el 25,6%.