La Habana. La población de Cuba estará cada vez más mezclada desde el punto de vista genético, opinó este jueves en La Habana, capital de la isla, una experta del Centro Nacional de Genética Médica (CNGM).

En un foro radiotelevisado, Beatriz Marchego, del CNGM, señaló que las pesquisas realizadas en los últimos 40 años han desmontado el mito en la isla antillana sobre el concepto de razas.

La especialista presentó los resultados de una investigación científica, según los cuales en todos los individuos sometidos al estudio médico más reciente estaban presentes los genes europeos, africanos y amerindios heredados de quienes formaron la nacionalidad cubana.

Las estadísticas permitieron conocer, además, que el proceso de mezcla de genes que da origen al creciente mestizaje en Cuba se ha generado durante siete generaciones, lo que equivale a unos 200 años.

Marchego acotó que de las 531 personas analizadas sin distinción de color de la piel, el 73,8% mostró genes ancestrales de origen europeo, el 16,8% de origen africano y el 9,4% nativo-americano.

Con respecto a los cubanos de piel blanca estudiados, dijo que en promedio poseen el 91% de sus genes ancestrales de origen europeo, y 5,8% africano.

Entre los detalles curiosos de la pesquisa, la experta destacó el hecho de que once individuos de piel blanca tienen más del 30% de sus genes de origen africano, de ellos cuatro con más de 50%o.

Es decir, que a pesar del color, aparentemente de origen europeo, la mitad de sus genes proviene del llamado continente negro.

Respecto a los 101 individuos de piel negra evaluados, el 45% es portador de genes ancestrales europeos y un 49,6% de origen africano.

Del total, precisa la fuente, 75 mostraron más de 30% de sus genes de origen europeo y, de ellos, 10 tienen más de 85% de sus genes ancestrales provenientes del viejo continente.

En cuanto a los cubanos de piel mestiza pesquisados, como promedio el 64% de sus genes ancestrales es europeo y el 28,6% africano. El estudio mostró asimismo que 49 individuos mestizos poseen más del 50% de sus genes ancestrales de procedencia europea.

Luego del triunfo de la Revolución (1 de enero de 1959) se fueron eliminando los prejuicios raciales de antaño, que dividían a la población y discriminaban de forma abierta a las personas de raza negra, y con el paso de los años, cubanos blancos y los descendientes de africanos se fueron uniendo en matrimonio y dando paso al creciente mestizaje actual.