Oslo. Investigadores noruegos descubrieron que nueve tipos de Listeria monocytogenes identificados en tres compañías procesadoras de salmón de Noruega son una variante genética que también se halla en pacientes que sufren listeriosis.

El Instituto Nacional de Nutrición e Investigación de Mariscos (Nifes, por sus siglas en inglés) de Noruega dijo este martes en un comunicado que un estudio realizado a tres compañías que producen salmón de cultivo en diferentes partes de Noruega ha identificado 15 tipos de Listeria monocytogenes.

De los 15 tipos, nueve son una variante genética que los científicos también han detectado en pacientes con listeriosis, una enfermedad que puede ser provocada por la bacteria conocida como Listeria monocytogenes.

Los investigadores subrayaron que no se ha encontrado ningún vínculo entre algún caso de listeriosis y los productos de salmón de Noruega, pero advirtieron que no puede descartarse que el salmón sea el posible origen de la enfermedad, que afecta principalmente a los fetos humanos, a los neonatos y a las personas con sistemas inmunológicos débiles.

Esta es la primera ocasión en que los investigadores del instituto realizan un estudio comparativo entre las muestras de la Listeria monocytogenes hallada en fábricas de salmón noruegas y los casos humanos de la enfermedad. Esto fue declarado por Bjoern Tore Lunestad, un importante investigador del NIFES, a Xinhua vía telefónica desde Bergen, una ciudad en la costa occidental noruega.

"Esta información es insuficiente para que declaremos que el pescado es la fuente de los casos de listeriosis en nuestro estudio. Pero, por otro lado, no podemos ignorar esta posibilidad. El salmón es una de las diversas fuentes potenciales de L. monocytogenes", indicó Lunestad.

Sin embargo, no existen bases para entrar en pánico porque la bacteria, que es bastante común en ambientes fríos, puede ser eliminada a través de tratamientos como el hervido.

Los científicos noruegos no han podido identificar qué producto alimenticio es responsable de casi todos los casos de listeriosis provocada por alimentos en el país en los diez años pasados.

En Noruega se han registrado tres brotes de la enfermedad, pero se desconoce su origen. En ninguno se ha descubierto un vínculo con los productos marítimos noruegos, afirmó Lunestad.

A un total de 21 personas se le diagnosticó en 2007 listeriosis. La bacteria pudo rastrearse en el queso producido en una granja de productos lácteos. En 1992, la carne procesada fue el origen de un brote en el distrito norteño de Troendelag, en el cual se presentaron ocho casos de listeriosis.

Los hallazgos de la investigación están publicados en la edición de octubre de la revista "Epidemiology and Infection".