Brasilia, Xinhua.  La policía rutera de Brasil identificó más de 1.700 puntos de explotación sexual de menores en las rutas federales del país, la mayoría en estacionamientos de puestos de gasolina, de bares y restaurantes, según un informe divulgado este viernes por la corporación.

De acuerdo con el estudio, 3.800 niñas y adolescentes estaban en situación de peligro y fueron enviadas a los consejos tutelares y órganos de protección, la mayoría en los estados de Bahia, Paraná y Minas Gerais.

Este año fueron presas 142 personas que actuaban como instigadores, aunque los investigadores resaltaron que en muchos casos se verifica la explotación de los hijos por los propios padres.

La policía viene monitoreando desde 2006 las rutas federales para combatir la explotación sexual de niñas, niños y adolescentes.

Los especialistas apuntan que no sólo los responsables directos por el flagelo deben ser castigados, sino también los dueños de los establecimientos comerciales donde se practica ese tipo de crimen.

El informe fue divulgado en el contexto de las vísperas del Día del Niño, que se celebra en Brasil el próximo domingo.