Sala de Inversión. Los futuros del petróleo se encaminan hacia su cuarta baja semanal en cinco semanas, dado que esta ahornada amanecieron con grandes bajas luego de la publicación del reporte de la Agencia Internacional de Energía (IEA, por sus siglas en inglés).

El West Texas Intermediate (WTI) cotiza en US$101,96, retrocediendo US$1,05 respecto al cierre previo, mientras que el crudo de referencia Brent opera en US$111,69, cayendo 11 centavos. Con estos niveles, el diferencial entre ambos contratos de crudo es de US$9,73, el nivel más alto en más de cuatro meses.

La Agencia Internacional de Energía (IEA) en su reporte de octubre elevó su previsión de aumento para la demanda mundial, aunque también señaló que subiría la oferta de los suministros de crudo. Además, estima que la demanda aumentará un millón de barriles diarios (bd) en el 2013, lo que representa un aumento de 100.000 barriles respecto al mes anterior, mientras que para el 2014 mantuvo su perspectiva de aumento de demanda en 1.1 millón de barriles diarios.

Además, la agencia que tiene su sede en París, elevó el pronóstico del crecimiento de la oferta para los países que no pertenecen a la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) en el 2014 a 1.7 millones barriles, siendo 360.000 barriles más que lo previsto en septiembre. Este aumento, representaría el mayor crecimiento anual desde 1970.

Hannes Loacker, analista de Raiffeisen Bank Internacional AG, destacó que en caso de que las previsiones de la IEA por de oferta sean correctas, existe un riesgo real de que el Brent caiga por debajo de los US$100 durante el 2014.

Por otro lado, a pesar de que persiste el optimismo de que se pueda llegar a un acuerdo en cuanto al techo de deuda en los Estados Unidos, este jueves Barack Obama rechazó la propuesta de los republicanos para incrementar el techo de la deuda. El plan consistía en aumentar el gasto durante seis semanas sin introducir otras condiciones, pero manteniendo el cierre de la administración para aliviar los efectos de una posible suspensión de pagos en los Estados Unidos.

Sin embargo, un funcionario republicano que permaneció en el anonimato dijo que hoy viernes podría haber un acuerdo, aunque aclaró que seguían existiendo obstáculos.