Lima, Andina. El anuncio de que la inversión extranjera directa hacia el Perú creció 27% en el primer semestre del año, despeja las dudas que apuntaban a un estancamiento en las inversiones o la dilatación de los proyectos, sostuvo el presidente de Perucámaras, Peter Anders.

Según un informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) el flujo de capitales hacia nuestro país fue de US$5.427 millones entre enero y junio de 2012 y se incrementó a US$6.872 millones en similar periodo de este año.

En opinión de Anders Moores, el avance en la captación de capitales extranjeros revela que el Perú sigue figurando como un país atractivo para los inversionistas.

Consideró que en las regiones el tema de las comunidades y la preocupación por el medio ambiente se fueron regulando mejor.

Comentó que en provincias el sector turismo tiende a captar un mayor interés de los capitalistas extranjeros.

Esto es resultado de que las grandes cadenas hoteleras están buscando establecerse en las zonas donde se ubican nuestras principales atractivos turísticos, añadió.

También destacan las plantas agroquímicas que estarían por instalarse en el litoral peruano.

En tal sentido, opinó que los capitales también tienen la facultad de contribuir con el proceso de industrialización que se contempla desarrollar en el país.

“Todavía estamos enfocados en la exportación primaria y en los minerales, los cuales ni siquiera refinamos. El objetivo es revertir esa situación”, subrayó.

Por su parte el decano de la facultad de Economía de la Universidad de Lima, Javier Zúñiga, dijo que el mayor flujo de inversión extranjera directa al Perú se concentra en los sectores construcción, energía y minas.

“El ingreso de estos capitales tiene la virtud de contribuir con el desarrollo de la economía, generando puestos de trabajo productivos”, declaró a El Peruano.

Explicó que se requiere mantener en 25% del PBI el flujo de inversiones para asegurar tasas de crecimiento económico alrededor del 6% cada año.