El saldo de la balanza comercial (importaciones frente a exportaciones) de Ecuador, de enero-agosto pasado cerró con un déficit de US$983,2 millones. La cifra cae en 2.181, 6% al compararla con la del mismo periodo del 2012, favorable en US$47,2 millones. Así lo informó el Banco Central del Ecuador.

La balanza registra nuevamente una cifra negativa y continúa a la baja, en comparación a la de enero-julio 2013, que estaba en US$-425 millones.

Uno de los principales problemas se registra en la balanza petrolera. Al finalizar el octavo mes del año esta presentó un saldo favorable de US$5.360,7. Sin embargo, esto es un 12,2% menor que el superávit comercial obtenido durante los meses de enero y agosto del 2012, que fue de US$6.102,7 millones.

Esto, porque las exportaciones se colocaron en US$9.360,77, una cifra inferior a la registrada en similar periodo del 2012, cuando llegó a US$9.562,11 millones, explicó la entidad en su informe mensual.

Adicionalmente, las importaciones de combustibles fueron mayores al pasar de US$4.412,60 millones en el 2012 a US$4.626,23 millones, debido a la caída en el volumen y precio unitario de los bienes petroleros exportados de -0,4% y -1,7%, respectivamente, refirió el BCE.

Cabe mencionar que en el periodo analizado las importaciones de combustibles y lubricantes aumentaron tanto en volumen, en 16,5%; como en valor FOB (sin contar flete y aranceles), 15,6%. Entre otras razones, Ecuador ha debido importar más combustibles por la paralización programada de la Refinería de Esmeradas.

Entre tanto, el déficit de la balanza no petrolera, entre enero y agosto del 2013, registró un alza de 4,8% frente al déficit del 2012. Pasó de US$6.055,4 millones a US$6.343,9 millones.