"Aquí no están los traidores compañero presidente...los traidores no son los que han tenido la tesis, de defender la vida de las mujeres...con el inmenso cariño que te tenemos te decimos que esta vez estás equivocado...pero por la unidad de la bancada y de los 100 compañeros asambleístas retiro la moción para que este bloque no tenga la posibilidad de evidenciar una ruptura",

Así respondió la oficialista Paola Pabón, quien ayer en el pleno de la Asamblea mocionó que el artículo 149 del proyecto de Código Orgánico Integral Penal que se refiere a la despenalización del aborto en caso de enfermedad mental de las mujeres, se lo vote de forma individual.

Además, la asambleísta junto a sus colegas de Alianza PAIS y de otras bancadas insistieron en que en este mismo artículo se incluya la despenalización del aborto también para los casos de violación.

Pero anoche, el presidente de la República en una entrevista televisiva amenazó con renunciar a su cargo si la bancada oficialista en la Asamblea daba paso al aborto por violación y calificó el pedido como una "traición".

"Si siguen estas traiciones y deslealtades, si mañana (hoy) se evidencia algo, muy lamentable que está ocurriendo en el bloque de (Alianza) PAIS, yo presentaré mi renuncia al cargo... que hagan lo que quieran, yo jamás aprobaré la despenalización del aborto", recalcó el mandatario.

Pero hoy, al inicio de la reinstalación del Pleno de la Asamblea, Pabón, rodeada de sus colegas de AP insistió en que los asambleístas del oficialismo son "absolutamente orgánicos y disciplinados" y modificó su opinión: "nuestro voto será de bloque... y no a la posibilidad de voto por violación", concluyó.

Ayer, igual que Pabón, la oficialista Soledad Buendía demandó que se incorporen en el Código el aborto por violación, además de la figura de la violencia y explotación sexual. "Queremos que el Código Penal sea una herramienta para la justicia, para luchar por la impunidad y se permita un cambio cultural necesario que les debemos a las futuras generaciones", insistió la asambleísta.

Mientras que otra oficialista María Alejandra Vicuña exigió que "se aclare en el Código que la interrupción del embarazo por violación no sea punible".

Y Blanca Arguello, también de AP, dijo que ahora la Asamblea Nacional tiene la oportunidad histórica de legislar por ese grupo humano de mujeres que serán obligadas a tener un hijo por un delito atroz como es la violación.

Este viernes, estas asambleístas, hasta el momento, no se han pronunciado sobre la reacción presidencial de renunciar si se daba paso a lo que ellas proponían.