El Poder Ejecutivo dispuso el apoyo inmediato a los familiares de las 51 personas fallecidas, entre ellas 14 niños, a consecuencia del despiste, vuelco y caída de un camión a un abismo, ocurrido en el distrito de Santa Teresa, provincia de La Convención, región Cusco.

El Jefe del Gabinete Ministerial, Juan Jiménez Mayor, asimismo, anunció que está en coordinación con las autoridades cusqueñas con el fin de brindarles todo el respaldo que se requiera en estas circunstancias.

El Gobierno dispuso que un equipo de asistentas sociales y sicólogos del ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMPV), se traslade de inmediato hasta la zona, para brindar la atención especializada a los familiares y parientes de las víctimas.

También se contempla la ayuda a los familiares a través de los diversos programas sociales a cargo de diversos ministerios, entre ellos el de Desarrollo e Inclusión Social.

A nombre del presidente de la República, Ollanta Humala y del Gobierno, la presidencia del Consejo de Ministros expresó sus condolencias y hondo pesar por este trágico accidente al presidente del Gobierno Regional del Cusco, Jorge Acurio Tito.

De acuerdo a las últimas informaciones, el Ministerio Público y la Policía Nacional del Perú (PNP) han logrado identificar los cuerpos de 37 adultos y 14 niños que se encuentran en el campo deportivo del centro poblado de Mesada, para ser retirados por sus familiares y recibir cristiana sepultura.