El Índice de Precios al Consumidor (IPC) de China, el principal barómetro de la inflación, podría subir al 3% interanual en septiembre, según las estimaciones de Bank of Communications.

El Buró Nacional de Estadísticas (BNE) publicará el IPC de septiembre el 14 de octubre.

Un rebote de los precios de las hortalizas y de la carne de cerdo elevaría la tasa del mes pasado, ya que los alimentos suponen cerca de un tercio de los precios estudiados, explicó Tang Jianwei, economista de la entidad financiera.

Los productos agrícolas en 36 ciudades grandes chinas siguieron encareciéndose la semana pasada (del 1 al 7 de octubre). La carne de cerdo y los precios al por mayor de 18 hortalizas aumentaron 0,3 y 3,2%, respectivamente, según el ministerio de Comercio.

El IPC de China ascendió 2,6% interanual en agosto, frente al 2,7% registrado en julio. La meta anual del país para todo el año es de 3,5%.