La creación de empleo neto —contratación real— en Guatemala mostró una caída del 52% en el último año, según lo refleja la 57 encuesta empresarial presentada por la Asociación de Investigación y Estudios Sociales (Asíes).

Del crecimiento de julio de 2011 al mismo mes de 2012, cuando se crearon 29.494 empleos, en el siguiente período —julio de 2012 a julio de 2013—, la cifra cayó a 19.437.

Esto significa que en el último año fueron creadas 10.057 plazas menos, es decir, 52%.

El empleo neto se calcula con la cantidad de plazas nuevas creadas, menos los despidos en ese mismo período.

De julio de 2012 a julio de este año fueron contratadas 42.339 personas, pero también despidieron a 22.902.

Seis de cada diez empresarios no contrató nuevo personal.

Pedro Prado, analista de Asíes, señaló que se mantiene la creación de plazas netas, y pese a su reducción existe un panorama positivo para el futuro.

Para la muestra se entrevisto a 608 empresas que aparecen en la guía telefónica y en su mayoría son del área metropolitana.

Los resultados revelan que seis de cada diez empresarios no contrató nuevo personal.

Según los resultados, el 90% de las empresas mantuvo el número de empleados, el restante 10% fue igual o menor la planilla.

Inseguridad. El impacto de la delincuencia afectó en mayor medida el primer semestre de este año, revela también el análisis de Asíes.

Los recursos que las compañías destinan para protegerse aumentó, debido a que los resultados reflejaron un gasto de 15,2% destinado a este rubro, cifra mayor en 6,4 puntos a los 8,8% que las mismas utilizaron durante el segundo semestre de 2012.

Otros datos. Stefanía Cohn, consultora de Asíes, refirió que 41% de los encuestados también aseguró que su producción se redujo.

La producción en los sectores económicos fue en mayor medida en la industria manufacturera, mientras el comercio permanece estancado.

Además, en cuanto a la capacidad instalada de las empresas bajó de 50% a 40% su aprovechamiento.

El 59% de los empresarios señaló que sus costos subieron por el incremento de los precios de las materias primas, transporte, combustible y electricidad.

Asimismo, 60% consideró que la situación económica no ha tenido un buen desempeño.

El 86% de los empresarios no aumentó ni bajó los sueldos de sus trabajadores, mientras 3% los redujo. Sólo 11% reportó que había incrementado el pago.

En cuanto a la inversión, 89% de las empresas no invirtió y se mantuvo igual, 6% aumentó y 5% tuvo menor capital invertido.

El constante aumento de los precios también impulsó a que 73% recomendara al Estado intervenir en la fijación de precios.

Se pierde confianza. La percepción respecto de la situación económica para los próximos seis meses es pesimista, según respondieron los entrevistados en la encuesta empresarial de Asíes.

El saldo de opinión se calculó en menos 7 puntos, cifra que no se había reportado desde 2010.

El saldo de opinión es la resta entre el porcentaje de empresas que dio respuestas positivas, menos las negativas.

La tendencia a finales de 2011 había llegado hasta 61 puntos, en 2012, pasó de 62 a 30 puntos, y la encuesta presentada en enero fue de menos uno.

En lo que va del año se ha mantenido con signos rojos y con una tendencia hacia abajo.

Dato. 52% bajó la creación de empleos netos en el país, según Asies.