El gobierno de Nicaragua prevé ampliar la cobertura del servicio de energía eléctrica casi al 90% de la población entre 2013 y 2016, a un costo de US$567 millones.

La estatal Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica (Enatrel) informó este domingo que para el año 2016, el gobierno espera ampliar la cobertura del servicio energético del 73% existente en la actualidad al 87% en tres años.

Según una nota divulgada por el portal oficial "El 19 Digital", entre el año 2007 y 2012, la cobertura del servicio de energía a los hogares nicaragüenses pasó del 54 al 73%, y en los próximos tres años aumentará 10%.

El informe señala que la meta para el período 2013-2016 es llevar el servicio a un total de 307.416 nuevas viviendas, lo que significa que 1,7 millones de habitantes resultarían beneficiados con este servicio básico.

Para alcanzar esta meta, Enatrel se propone invertir inicialmente US$567 millones en la instalación de 2.858 kilómetros de redes de distribución para 134.990 viviendas.

Se atendería a 648 asentamientos (164.046 viviendas) a un costo de US$46,2 millones, se construirán ocho pequeñas generadoras hidroeléctrica y 750 paneles solares que electrificarán 6.021 viviendas a un costo de US$25,7 millones.

El proyecto incluye construir 20 nuevas subestaciones, 915 kilómetros de líneas de alta tensión y aumentar la capacidad de 25 subestaciones de las ya existentes por un monto de US$304 millones, entre otras obras.