La Haya. Nicaragua calificó este martes de "infundadas" las medidas provisionales solicitadas por Costa Rica ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) porque Managua ya no tiene "ni personal, ni equipamiento" en la disputada zona de isla Portillos.

"No hay instalaciones ni personal ni equipamiento en la zona en disputa porque en cuanto las autoridades nicaragüenses supieron de una presencia allí ordenaron su inmediata retirada", sostuvo ante el alto tribunal el embajador de Nicaragua en Holanda, Carlos José Argüello.

"Las pruebas muestran que el equipo fue retirado del territorio en disputa (...) por lo que no hay fundamento para la solicitud de medidas provisionales por parte de Costa Rica", remarcó también el jurista de la delegación de Nicaragua, Paul Rechler.

La CIJ celebra este martes la segunda jornada de audiencias sobre las medidas cautelares solicitadas por San José a raíz de la construcción de dos canales por parte de Managua en la zona de isla Portillos, situada en la desembocadura del fronterizo río San Juan y cuya soberanía se disputan ambos países.

El alto tribunal de la ONU dijo en 2011 que ni Costa Rica ni Nicaragua podían enviar personal a ese área de humedales hasta que los jueces se manifiesten sobre la demanda que San José presentó un año antes para que la Corte se pronuncie sobre la soberanía de esa zona.

Isla Portillos, conocida también como isla Calero, es una zona de litigio bilateral cuya soberanía será definida por la CIJ como parte de una demanda interpuesta por Costa Rica en 2010.

Costa Rica denunció que Nicaragua violó esta orden de la CIJ con la construcción de dos nuevos canales en Isla Portillos, en acciones dirigidas por Edén Pastora, el ex guerrillero sandinista que está a cargo de las labores de dragado y limpieza del río San Juan, cuya soberanía es nicaragüense.

El embajador Argüello reconoció este martes que Pastora realizó trabajos en la zona en conflicto, pero mantuvo que su presencia allí fue "desautorizada".

"Nicaragua siempre ha cumplido con las órdenes de la Corte", sostuvo el diplomático nicaragüense en el alegato que abrió este martes la intervención de Managua ante los jueces.

Argüello negó que su país cause o haya causado "daños irreparables" en los humedales de isla Portillos en el río San Juan.

Acusó a Costa Rica de ser la causante de grandes niveles de erosión y sedimentación en ese río, que sirve de frontera entre ambos países, a causa de la construcción de una carretera a lo largo de 160 kilómetros en la ribera derecha del San Juan.

"El 74% de los sedimentos sobre el río son causados por Costa Rica", explicó el vocal de la delegación nicaragüense a los jueces.

Costa Rica expresó el lunes su temor de que uno de los canales construidos por Nicaragua en el territorio de isla Portillos pueda cambiar de manera irreversible el curso del río San Juan, mientras que Nicaragua estima que ese "caño" ya está obstaculizado por los sedimentos ocasionados por San José.

Isla Portillos, conocida también como isla Calero, es una zona de litigio bilateral cuya soberanía será definida por la CIJ como parte de una demanda interpuesta por Costa Rica en 2010.

La CIJ tramitará la demanda de Costa Rica presentada en 2010 junto con otra interpuesta un año después por Nicaragua contra San José por supuestos daños ambientales al río San Juan causados durante la construcción de una carretera.

Las audiencias se cerrarán el próximo jueves, después de que el alto tribunal escuche las alegaciones iniciales y las respuestas a ellas de cada uno de los países.