Bruselas. La justicia belga ha abierto una investigación sobre las actividades de banca privada de la entidad suiza HSBC, por un supuesto delito de evasión fiscal, según ha anunciado este martes la fiscalía de Bruselas, informó la agencia Belga.

En el marco de la misma, se han llevado a cabo una veintena de registros durante la jornada del martes en domicilios de supuestos clientes de ese banco en Bruselas, así como en el barrio de los diamantes de Amberes.

La investigación está relacionada con una serie de cuentas abiertas en el servicio de banca privada de HSBC en Suiza, supuestamente creadas para evadir cientos de millones de euros de impuestos.

Según la fiscalía, los hechos serían constitutivos de fraude fiscal, blanqueo de dinero, organización delictiva y ejercicio ilegal de intermediación financiera

La apertura de la instrucción se ha producido después de que las autoridades fiscales francesas hayan transmitido a las de Bélgicas un CD-ROM con información sobre cuentas bancarias a nombre de residentes belgas que estarían implicados en el caso que se investiga.

Suiza colabora con la normativa europea sobre la fiscalidad del ahorro a través de un acuerdo bilateral firmado entre ese país y la Unión Europea.

A tenor de ese acuerdo, el dinero belga en los bancos suizos puede quedar sujeto a impuestos en Bélgica.