Santiago, Xinhua. La Cámara de Diputados de Chile aprobó hoy en general el proyecto que reforma el sistema de electoral binominal, que deroga el tope de 120 miembros de la Cámara baja del Congreso.

Por 75 votos a favor y 31 en contra, la oposición y parte del oficialismo apoyaron la reforma que permitirá seguir avanzando en un proyecto de ley que busca otorgar mayor representatividad al Congreso, eliminando el sistema binominal que favorece a las grandes alianzas de partidos.

Lo que frenó la aprobación total de la iniciativa fue la presentación de indicaciones para modificar el proyecto por parte de los diputados del partido Unión Demócrata Independiente (UDI, derecha), quienes se oponen completamente al proyecto.

Pero una parte de la derecha, el partido Renovación Nacional (RN), si apoyó el proyecto, que surgió de un acuerdo con el opositor Partido Demócrata Cristiano.

Debido a esas indicaciones el proyecto de ley deberá volver a ser revisado en la Comisión de Constitución de la Cámara para luego ser votado en todos sus artículos.

El fin del sistema binominal ha sido una de las demandas más frecuentes de la oposición y de la mayoría de la ciudadanía, para terminar la exclusión y dar mayor competencia y representatividad en el Congreso.

Pero debido al inicio oficial de la campaña de elecciones este 17 de octubre, la discusión legislativa ha quedado aplazada hasta después del 17 de noviembre, cuando se efectúen las presidenciales y parlamentarias.

El diputado de RN, Pedro Brown señaló que "es un día histórico, donde el sistema binominal empieza a ver su fin, donde se empiezan a generar esas mayorías necesarias para terminar con un sistema que genera empates 'a priori', donde dentro de las propias coaliciones se produce una desigualdad tremenda en la representación", señaló.

El fin del sistema binominal ha sido una de las demandas más frecuentes de la oposición y de la mayoría de la ciudadanía, para terminar la exclusión y dar mayor competencia y representatividad en el Congreso.

Pero hasta ahora, se había topado con la negativa absoluta de la derecha, que no ha querido realizar modificaciones importantes a la Constitución de 1980, promulgada durante el régimen militar de Augusto Pinochet.

La idea central del proyecto tiene por objeto modificar la Constitución para sustituir el artículo que establece la forma en que se elige la Cámara de Diputados, permitiendo la modificación de los distritos electorales y el número total de sus miembros.

También modifica la Ley Orgánica sobre Votaciones Populares y Escrutinios relacionadas con el número de diputados y senadores, los distritos y circunscripciones existentes y el sistema electoral.

El proyecto ya fue aprobado por el Senado, por lo que sólo falta su aprobación por los diputados, lo cual se ha atrasado hasta la segunda quincena de noviembre.