Guatemala. El ministro de Finanzas de Guatemala, Pavel Centeno, renunció al cargo por "problemas de salud", dos días después de que el presidente Otto Pérez Molina anunciara la intervención de las cinco aduanas más importantes del país, informaron este jueves fuentes oficiales.

Centeno, que era ministro desde enero de 2012, cuando inició su gobierno Pérez Molina, dijo a los periodistas que su renuncia "era algo necesario" debido a que "por problemas de salud" no precisados, ya no puede "rendir al cien por ciento" la frente de la cartera del Tesoro.

En unas declaraciones a medios locales, el presidente Pérez Molina dijo que la renuncia de Centeno "fue de mutuo acuerdo", y anunció que el cargo lo ocupará de forma "interina" María Castro, quien se desempeñaba como viceministra.

El mandatario dijo que la salida de Centeno no implicará ningún cambio en la política de finanzas del gobierno, ni en los proyectos impulsados por éste, como la aprobación de créditos internacional para dotar al Estado de recursos financieros para cumplir con sus obligaciones.

Pérez Molina también desmintió versiones que circularon en medios locales sobre que la renuncia de Centeno obedecía a su rechazo a la intervención de las cinco principales aduanas del país anunciada hace dos días.

"Se pueden levantar rumores, pero la versión oficial, y la verdad es la que yo estoy diciendo: son quebrantos de salud", aseguró el gobernante.

El martes, Pérez Molina anunció la intervención por parte del gobierno de cinco de las más importantes aduanas del país, con el objetivo de reducir el contrabando, que según estimaciones oficiales alcanza los US$1.500 millones al año, y elevar la recaudación fiscal.