El embajador de Uruguay en España, Francisco Bustillo, ha manifestado el interés de su país por las empresas españolas que desarrollan su actividad en las áreas de las energías renovables, construcción y desarrollo marítimo.

En los últimos diez años, la inversión extranjera en Uruguay se ha multiplicado por ocho, ha asegurado Bustillo en una entrevista con EFE, que atribuye en parte a las ventajas que ofrece su país en materia tributaria y "seguridad jurídica".

"Los socios europeos han depositado su confianza en Uruguay y han comenzado a hacer llegar los flujos de dinero y de negocios", en busca de "nichos" para poder sobrellevar la crisis, explica el embajador.

Como atractivos para captar dicha inversión, señala, Uruguay ofrece fundamentalmente "seguridad jurídica", así como la posibilidad de realizar transferencias de dinero con el mismo tratamiento que si fueran del país.

"El régimen es el mismo" para inversores nacionales y extranjeros, argumenta, "una construcción que el país lleva haciendo desde hace tiempo para que el extranjero se considere uno más y pueda llevar adelante sus negocios".

Destaca asimismo los distintos acuerdos en materia de promoción y protección de inversiones entre países europeos y Uruguay, y los convenios para evitar la "doble tributación".

Sobre las empresas españolas, Bustillo asegura que su país se "saca el sombrero y da la bienvenida" a inversiones en materia de energías renovables, construcción y desarrollo marítimo.

Respecto a la situación política actual de su país, resalta la "consolidación del régimen democrático" y la "excelente clase política", que ha llevado al "consenso" entre los distintos partidos en aspectos básicos.

Esta situación, asevera, ha permitido al país "tener muy buenas administraciones" sobre todo de gestión pública, "y nos han puesto a resguardo de las grandes crisis internacionales".

La relación cultural entre España y Uruguay sigue siendo un aliciente para su país a la hora de buscar inversores, ya que asegura que "cualquier relación, ya sea política o comercial, reposa siempre mejor sobre una sana relación cultural y nosotros nos sentimos parte de España".

"Montevideo fue fundada por familias de origen canario", recuerda, y afirma que los uruguayos "reconocen a los españoles como una sociedad trabajadora y sacrificada".

Sobre la situación de la colonia de uruguayos residentes en España, Bustillo asegura que la crisis "no distingue entre nacionalidades" y que se han visto también afectados por esta situación.

En los últimos meses, unas 300 familias de los 15.000 uruguayos que residen en la Comunidad valenciana, han regresado a su país, informa.

El embajador de Uruguay se encuentra esta semana de visita en Valencia, donde ayer mantuvo un encuentro institucional con la alcaldesa de la ciudad, Rita Barberá, y mañana está previsto que sea recibido por el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra.

Además, mañana se reunirá también con empresarios en la Cámara de Comercio de Valencia, y mantendrá un encuentro con los uruguayos residentes en la ciudad.