Ginebra. La multinacional suiza Nestlé, líder mundial del sector de la alimentación, aumentó sus ventas 4% en los nueve primeros meses del año, impulsada sobre todo por el crecimiento de la demanda en el tercer trimestre en los mercados emergentes, que representan el 45% de las ventas del grupo.

La facturación por ventas de la compañía en el acumulado de enero a septiembre alcanzó los 68.400 millones de francos suizos (US$75.507 millones), según los resultados relativos a los nueve primeros meses dados a conocer este jueves por la compañía desde su sede central en Vevey (Suiza).

Al aumento de las ventas contribuyeron en mayor medida los mercados emergentes, donde las ventas se alzaron 8,8%, frente al 8,2% registrado en la primera mitad del año; una cifra muy superior al 1,1% que crecieron las ventas en los países desarrollados entre enero y septiembre.

El crecimiento orgánico de la compañía para este periodo se incrementó 4,4%, incluyendo el crecimiento interno real del 3% y el ajuste de los precios del 1,4%.

A pesar del progreso en el dato del crecimiento orgánico, fue menor que el registrado en el mismo periodo del año anterior, cuando avanzó 6,1%; aunque mejora respecto al registrado en la primera mitad del año (4,1%).

El dato está también por debajo del 4,5% pronosticado para este periodo por analistas; pero, según el consejero delegado de Nestlé, Paul Bulcke, está en línea con el objetivo de la compañía de cerrar 2013 con un crecimiento orgánico del 5%.

"Los datos confirman que vamos a cumplir con nuestra previsión de crecimiento para final de año, gracias a la mejora de los márgenes y las ganancias recurrentes por acción a tipos de cambio constantes", subrayó.

Sin embargo, inicialmente la compañía había previsto un crecimiento del 6% para el conjunto del año, objetivo que redujo en un punto porcentual el pasado agosto en vista de las dificultades económicas que persisten en algunos países.

Por regiones, el mayor crecimiento orgánico se logró en la división de Asia, Oceanía y África, con un alza del 6,9% respecto a los nueve primeros meses del año anterior y una facturación que alcanzó los 14.100 millones de francos suizos (US$15.604 millones).

Las ventas en América fueron superiores, de 20.800 millones de francos (US$23.020 millones), con un crecimiento orgánico del 5,2%; frente a Europa, donde fue tan solo del 0,7%, con una facturación de 11.400 millones de francos (US$12.611 millones). 

"Nuestro crecimiento interno real ha recuperado el impulso y tocó todas las categorías de precios, segmentos y regiones. En particular, Europa sigue creciendo y Asia y África han recuperado la velocidad", precisó Bulcke, en una rueda de prensa posterior a la publicación de los resultados en la sede central de Nestlé.

El mismo día que el grupo daba a conocer sus ventas en el acumulado del año, el diario italiano "La Reppublica" publicaba que Nestlé ha emitido una oferta de compra sobre la empresa de chocolates Ferrero, que fabrica, entre otros productos, Nutella; aunque el consejero delegado de la compañía no quiso hacer comentarios al respecto durante la rueda de prensa.

Entre las marcas de alimentación comercializadas por Nestlé destacan las cápsulas de café Nespresso, las barras de chocolate KitKat, el café soluble Nestcafe, las sopas Maggi o la comida para mascotas Purina y Friskies.