El Banco Central de Brasil anunció que mantendrá el ritmo de elevación de los tipos de interés, actualmente en el 9,5% anual, y endureciendo la política monetaria para controlar la inflación.

El emisor afirmó en un comunicado que es "apropiado" mantener "el ritmo" de los aumentos de los tipos de interés, que ha ajustado medio punto al alza en sus últimas cinco reuniones que celebra cada mes y medio.

"La política monetaria debe mantenerse especialmente vigilante", indicó el Banco Central en el acta de su última reunión, celebrada la semana pasada y divulgada hoy.

Según los cálculos del organismo, la inflación se situará en el 5,82% este año y en el 5,95% en 2014, cifras que están dentro del margen considerado tolerable por el Gobierno brasileño, pero por encima de la meta oficial del 4,5%.